LA MUESTRA ELECTRICAL PULSES EXPLORA LAS CONEXIONES HUMANAS A TRAVÉS DEL CABLEADO ELÉCTRICO DE LA CIUDAD

La electricidad prende al arte contemporáneo

Lugar
Galería Arte Actual.

GABRIEL FLORES. REDACTOR (I) gflores@elcomercio.com
La telaraña de cables que cuelgan de los postes eléctricos se ha convertido en parte 'natural' del paisaje de Quito. Esa 'nube negra' es el soporte creativo de 'Electrical Pulses', la muestra que el español José Manuel Ruiz inauguró ayer en la galería Arte Actual, de Flacso.
Muestra el interés que los artistas contemporáneos tienen por explorar ideas y conceptos que se tejen entre el arte, la electricidad y las nuevas tecnologías. En el 2013, Adrián Balseca 'robó' energía del alumbrado púbico para encender su acción-instalación Sin Título (Quito Luz de América).
Para armar esta exhibición, Ruiz se valió de fotografías del cableado eléctrico de la ciudad que se convirtieron en impresiones y proyecciones audiovisuales que dan la sensación de caos. Ruiz genera mecanismos para mostrar que la electricidad está modificando la realidad.
P ara el artista, las marañas eléctricas son la analogía perfecta de la caótica manera de comunicación que existe. "La electricidad es un invento que ha cambiado y revolucionado la humanidad. A través de ella, la tecnología ha transformado nuestras percepciones sensoriales"
Uno de los ejemplos que señala el español es el automatismo de máquinas como las impresoras 3D, artefactos que en 'Electrical Pulses' sirvieron para crear una figura humana de 1, 20 metros de alto y 2,20 de ancho.
E s la primera vez que Ruiz utiliza una impresora 3D para crear una forma humana. A esta figura, que en 'Electrical Pulses' se convierte en una instalación que sale de un acrílico, Ruiz la llama el ser eléctrico, denominación creada por el académico José Ramón de Alcalá catedrático de la Universidad de Castilla- La Mancha, en España.