_HISTORIA SENS EL TRABAJO DEL FISIOTERAPEUTA ES CLAVE EN LA TRICOLOR JUVENIL

 title=
Fotos: david paredes, desde polonia / el comercio
Mauricio Toapanta (der.) atiende al delantero Leonardo Campana en una práctica.
Mauricio Toapanta se vinculó a la Ecuafútbol a partir del 2015.

Toapanta usa acupuntura para sanar a los Sub 20

David Paredes. Desde Polonia (D)
Hace cuatro años, Mauricio Toapanta dio un salto en su vida profesional. Dejó su trabajo en la Universidad Central del Ecuador para acompañar a la Selección, sin certeza de un destino fijo y una estabilidad.
Álvaro Proaño y Gonzalo Alcocer se fijaron en su trabajo y lo invitaron para que sea parte de un micro ciclo de tres días con la Sub 15.
Para Toapanta, ese primer acercamiento fue suficiente para demostrar su talento. "Llegué a la Selección en condición de prueba. Me llamaron para que les dé una mano y en tres días recupere a dos chicos de una lesión seria", recuerda el fisioterapeuta que tiene sin lesiones a los jugadores de la histórica Sub 20.
Un mes después, Mauricio fue citado una vez más, pero para un microciclo de 15 días. Sin certeza de qué depararía su futuro, aceptó la propuesta. Eso sí, antes se desvinculó de la Universidad para dedicarse de lleno a la Tricolor.
"No tenía dinero para ir a Guayaquil y unirme a la Tri. Mi hermano me regaló el pasaje y me uní a la Selección", recuerda Toapanta.
Ahora con la Sub 20 es uno de los más queridos por sus compañeros de delegación. A Polonia llevó dos maletas repletas de geles, aceites, equipos médicos, ligas de estiramiento, equipo técnico y sus apreciadas agujas.
Toapanta es de esos fisioterapeutas que creen en técnicas alternativas. Utiliza la acupuntura para sanar a sus jugadores. Ha tenido buena recepción. Es que para el 'doc', como lo llaman los futbolistas del equipo semifinalista, este tipo de tratamientos tiene energías que ayudan a sanar.
A Polonia trajo tres cajas de 100 agujas para punciones y para aplicar esta técnica curativa oriental. Hasta ayer en la tarde le quedaban 16 agujas de acupuntura y 70 de punciones.
Uno de sus 'clientes' fijos es José Cifuente. El mediocampista de la Tri confía plenamente en la técnica que aplica Toapanta.
"Con 'Cifu' tengo una gran anécdota. En el medio tiempo del juego ante Uruguay salió con una molestia muscular en una de sus piernas. En 15 minutos le hice el tratamiento y pudo volver sin problemas a la cancha", dice el fisioterapeuta.
Los muchachos aprovechan este tipo de tratamientos para relajarse. La técnica de la acupuntura consiste en pinchar con aguas especializadas en terminaciones nerviosas con el objetivo de curar las zonas afectadas. Pero, para los dirigidos por Jorge Célico, esto también es una forma de quitarse el estrés.
En una de las habitaciones de los hoteles donde concentra la Selección, instala su mini consultorio. Las camillas se las provee la FIFA, pero el resto de equipos los instala él, con ayuda de Hugo Terán, su mano derecha y uno de sus hombres de confianza. Entre ambos aplican esta técnica milenaria que tiene libre de lesiones graves a los semifinalistas del Mundial juvenil.
"La acupuntura la aprendí en México. También hago la técnica de punción que es precisa y que sirve para sanar a través de canales energéticos el cuerpo. He tenido aceptación entre los muchachos y los integrantes de delegación", dice el fisioterapeuta, quien ya tiene 10 años de experiencia en el fútbol.
Antes de la Tri trabajó en el club Cuniburo, de Pichincha, en la Segunda Categoría, donde aprendió a ser recursivo. Utilizaba sus manos para sanar. Ahora aprovecha de sus conocimientos de medicina para tratar todo tipo de dolencias en el fútbol y en sus actividades particulares.