CULTURA IMBABURA

'Las Tres Marías' cantan por pasión

Las cantoras Las Tres Marías son las representantes culturales de Chalguayacu.El promotor cultural Limber Valencia las proyectó en el país.Tienen un repertorio de alrededor de 100 canciones latinoamericanas.

WASHINGTON BENALCÁZAR. EDITOR sierranorte@elcomercio.com Como cuando eran niñas, Margarita Rosa Elena, de 75 años de edad, María Magdalena, de 71; y Gloria Piedad Pavón, de 68, siguen cantando con pasión. Crecieron con la música. Aprendieron a moldear los labios para reproducir los acordes de las trompetas, bombos y cornetas. Es que 'Las Tres Marías', como se conoce a este grupo vocal, no se perdían una presentación de las bandas de pueblo que alegraban las fiestas de Chalguayacu. Son del cálido valle del Chota, rodeado de huertos de tomate, guayaba, aguacates y tunas. Allí heredaron de Luis, su padre, el gusto por la música y el canto. "Papacito dominaba la guitarra, el güiro, el tambor, la trompeta y hasta la hoja de naranjo". Así rememora, con una sonrisa, María Magdalena, una de las tenores. Luis Pavón era el músico mayor (director) de la Banda Mocha de Chalguayacu. Para muchos, el mejor artista que pasó por el grupo. Uno de los méritos de esta banda era que no usaba instrumentos metálicos. Para suplir la necesidad de los sonidos recurrían a las plantas de la localidad. Soplando el filo de la hoja del naranjo, por ejemplo, obtenían el sonido agudo del clarinete. De las puntas de las matas de cabuya, en formas de conos, lograban reproducir el eco de la corneta...Las pequeñas ayudaban a sembrar o a lavar la ropa temprano para poder escuchar en las tardes a las bandas de música.Las niñas miraban absortas. Se grababan cada detalle. Luego, en casa, mientras el padre cenaba, le halagaban reproduciendo las bombas, los boleros, las cumbias y más únicamente con la voz. "En ese tiempo no había 'ca' ni radio ni televisión", aclara Gloria. Luis Pavón agradecía con una sonrisa. También auguraba que sus hijas llegarían lejos. Desde hace 6 años cantan profesionalmente. "Hoy, 'Las Tres Marías' están consideradas patrimonio musical vivo del Ecuador, porque son únicas en su género", destaca Tomás Carabalí, hijo de Rosa Elena. Él toca el güiro y junto con su primo Santiago Méndez, hijo de María Magdalena, que entona la bomba (tambor), son los músicos oficiales de Las Marías. Ellas han paseado su arte por Ecuador y Colombia. "En un festival intercultural en Cali nos aplaudieron durante cinco minutos. Fue bien bonito", comenta Magdalena.Para el cantautor Enrique Males, lo que más le impacta de este grupo es la sencillez de las mujeres. A pesar de los múltiples reconocimientos, ellas viven en condiciones precarias, se lamenta Iben Santos, presidente de la comunidad de Chalguayacu. "El apoyo también debe ser económico. Eso incentivaría a más artistas", dice.Por eso es que estas cantoras, que habitan en pequeñas casas de adobe, tienen que alternar la música con otros trabajos, a pesar de su edad. Gloria, por ejemplo, vende en el mercado de Otavalo los tomates y las guayabas que cultiva en su huerto. Magdalena cura el mal aire, el mal viento, el espanto... Mientras que Rosa se desempeña como partera de la comunidad.