ENTREVISTA / RICARDO AMÁN RESPONSABLE DE PROVISIÓN DE SERVICIOS DE SALUD. MSP

'El 50% de la población urbana se automedica en el Ecuador'

Hoja de Vida Ricardo Amán Su experiencia. Es el Responsable de Provisión de Servicios de Salud de la Coordinación Zonal de Salud 9 del Ministerio del ramo. Su punto de vista: Trabajamos en políticas para erradicar la automedicación, pero es un problema cultural y de muchos años.

JEEYLA BENÍTEZ. REDACTORA jbenitez@elcomercio.com ¿El Ministerio de Salud tiene estudios de los medicamentos que más consume la gente sin receta médica? Sí. En el área urbana el 50% de la población se automedica. En el área rural es el 63%. De estos porcentajes, al menos el 30% consume antiinflamatorios y el porcentaje restante corresponde a otras medicinas. Incluso hay estudios a escala mundial que revelan que la mitad del total de la población se automedica. ¿Las vitaminas entran en este porcentaje y qué daño producen? Sí, entran en ese porcentaje y sí producen daño. Por ejemplo, la vitamina A afecta a las mujeres embarazadas porque el niño puede nacer con problemas. ¿Cuáles son las causas de la automedicación y por qué el área rural es la más afectada? Falta de accesibilidad a los médicos y de recursos económicos. Según la OMS, los gastos como consecuencia de una automedicación se pueden reducir en un 60%, ¿en qué políticas trabaja Ecuador para detener el problema? En la televisión ya no se permite publicidad de analgésicos y antiinflamatorios por el problema de virus AH1N1. Además, se prohibió la venta de antigripales sin receta y no solo por lo que está pasando ahora sino que será permanente. ¿Quiere decir que aunque se erradique el virus se mantendrá esta prohibición? Se está tratando de que se termine de una vez por todas el problema de automedicación. No es cuestión de que en este momento la gente no compre (pastillas) por miedo, sino que asista al médico. ¿Para prohibir en adelante el consumo de antigripales sin receta se emitirá una norma o cómo se va a hacer? Se está trabajando en este tipo de cosas. La prioridad de la gente debe ser acudir al médico y que bajo esa responsabilidad se entregue medicina. Esa tarea es del médico y no del farmacéutico. ¿La atención pública es suficiente para atender a todos los ciudadanos? Justamente para ello se ha extendido el horario de atención pública de los médicos y se tiene una cobertura más amplia de salud. Este Diario hizo un recorrido en los Centros de Salud y una señora requería atención para un dolor de muela de su hijo y le dieron un turno para una semana después. Ella decidió comprar una pastilla para evitar el dolor por falta de atención inmediata ¿Cómo se explica esto? En ese tipo de cosas estamos tomando acciones, buscando pulir la atención. Si es una emergencia debe recibir atención no se le puede agendar para después. Ese es un caso puntual. Si esta es una causa de automedicación ¿quizá falta control o políticas? Las políticas están dadas. Falta un poco de control en casos puntuales. La demanda poblacional de salud es alta y en ese sentido se dificulta poder atender a la gente con más agilidad. Por eso se están construyendo una maternidad en el sur de la ciudad, un hospital en el norte y más centros de salud. ¿Qué relación tiene la automedicación con los medicamentos adulterados? Eso va a la par. La automedicación ha dado paso a la elaboración de medicamentos adulterados y es porque la gente los adquiere sin control. La venta de estos medicamentos adulterados se va a cortar de raíz con la idea de que todo medicamento debe ser prescrito por un médico. Así, los medicamentos falsos ya no tienen clientes y se va a frenar el negocio.