title=
En la fábrica. En la planta de Universal Sweet Industries se producen 500 toneladas de dulces para la exportación, al año. Joffre Flores / EL COMERCIO

El chocolate negro es la apuesta de las empresas

INDUSTRIA
Pacari y Chucululu son unas de las firmas que hacen el dulce amargo. Universal Sweet Industries entrará al sector.

Redacción Guayaquil
guayaquil@elcomercio.com

El chocolate negro de altas concentraciones de licor de cacao es un producto terminado muy atractivo para los mercados. Firmas como Pacari, Chucululu y Universal Sweet Industries apuestan a la exportación de este producto tanto a los nuevos y tradicionales países.
Para Santiago Peralta, gerente de la empresa Pacari, el tener cacao como materia prima con valor agregado puede generar millones de dólares para el país. “El Ecuador debe posicionar una marca fuera, donde el cliente final nos valore y nos defienda”.
Este chocolate está ubicado como el tercer mejor del mundo, según la página especialista en chocolate Seventy Percent.
La firma exporta a 21 países, entre ellos: Suiza, Bélgica, Finlandia, Noruega, Suecia, Francia, Italia y Holanda. También en mercados emergentes que están creciendo como República Checa, Dubái y Eslovaquia. Este año planea exportar más de 1,5 millones de unidades de chocolate.
En cambio, desde el 2005, la firma Chucululu envía sus productos. EE.UU. fue el primer país en comercializar el chocolate. En ese tiempo vendía 200 barras, pero ahora son más de 2 000.
Para Lourdes de Pandzic, propietaria de Chucululu, la historia de nuestro país vende mucho. Ecuador siempre ha exportado el grano y otros han hecho el dulce, pero al comercializarlo nosotros mismo, le damos más seguridad que es 100% ecuatoriano.
Chucululu es comercializado en EE.UU., Inglaterra, España, México, Guatemala y Cuba.
Por estos motivos, Universal Sweet Industries busca conquistar otros nichos del mercado, como el del chocolate con altos porcentajes de licor de cacao con inclusiones y chocolate orgánico. El lanzamiento de una barra será en los próximos cuatro meses.
En el 2005, Nobis compró la fábrica al Comité de Trabajadores de la empresa en USD 5 millones. Uno de los problemas que han tenido para comercializar es que en casi todos los países de Latinoamérica, los nombres de los productos ya estaban registrados por otras compañías.
En Perú, por ejemplo, ya existe la marca Huevito. Entonces, Universal Sweet Industries creó Bocanada, el mismo bombón tradicionalmente consumido en Ecuador. Algo similar sucedió con Manicho, que cambió a Atracción en ese mercado.
Los productos de la compañía, como Huevito, Menta Glacial y demás productos clásicos de la firma, ampliaron sus fronteras desde el año pasado. Ahora llegan a seis nuevos mercados: Venezuela, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Panamá y al sur de México.
Desde antes, la firma guayaquileña, conocida como La Universal, ya exportaba a EE.UU., España y Perú. La empresa vende 500 toneladas de dulces y el 30% es para mercados no tradicionales.
Lo que les ha permitido conquistar mercados y vender más es el respaldo de una marca de antaño, reconoce Ricardo Ponce, director de Proyectos y Exportaciones de la compañía. Por lo que no temen apostar al chocolate negro. En el 2011, la empresa facturó USD 32 millones.